Andreu Fontàs Prat nació en Bañolas (Gerona) el 14 de noviembre de 1989.
Se formó en el Club Deportiu Banyoles y tras once años en el club, en 2006 fue cedido al Girona FC, inicialmente para jugar en el juvenil, aunque su rápida progresión le llevó a debutar con el primer equipo, en Tercera División.
En 2007 fichó por el Barcelona para jugar en el juvenil, y la temporada siguiente jugó en el Barcelona B con Luis Enrique, técnico con el que coincidiría unos años después en el Celta. Llegó a debutar con el primer equipo del Barcelona.
En 2012 se marcha cedido en Mallorca.
En 2013 llega Luis Enrique al Celta y recomienda su fichaje. Fue un jugador importante en esa temporada. Al año siguiente, con la llegada de Berizzo no pierde protagonismo.
Sufrió una lesión que le mantuvo apartado varios meses, y tras recuperarse le costó un poco volver a adaptarse.
En 2016 jugó la Europa League con el Celta, y en 2017 con la llegada de Unzué también contó con minutos.
En verano de 2018, se marcha a Kansas City, de los Estados Unidos.