Augusto Matías Fernández, nacido en Pergamino, Buenos Aires el 10 de abril de 1986, llegó al Celta el 8 de agosto de 2012 procedente del Vélez Sarsfield a cambio de 1,6 millones. 

El 22 de septiembre metió su primer gol ante el Getafe. En su primera temporada con el Celta fue un jugador clave, consagrándose como fijo en el extremo derecho, jugando un total de 36 partidos y marcando 6 goles. 

Su segunda temporada también fue muy positiva, ya que el club estuvo a punto de clasificarse para la UEFA Europa League. Augusto jugó 33 partidos y marcó 3 goles. Su posición en el campo pasó de extremo derecho a interior derecho, participando más en la creación del juego y mejorando el juego asociado del equipo. Además se convirtió en uno de los capitanes del equipo.

A partir de la temporada 2014-15, con la llegada de Eduardo Berizzo como entrenador, pasó de jugar por la banda a ser mediocentro puro. Para la temporada 2015-16, y tras la retirada de Borja Oubiña, fue nombrado primer capitán del equipo celeste. 

Sus grandes actuaciones consiguieron que los grandes clubes se fijaran en él y, el 31 de diciembre de 2015, fichó por el Atlético de Madrid. Jugó su último partido con el Celta el 30 de diciembre, en la derrota por 0-1 contra el Athletic de Bilbao. actualmente esta libre, sin equipo. Sonó para volver al Celta en este mercado de invierno pero finalmente esa opción no se dio.